Tsunami

El sol arrasa con todo.

Desde el comienzo de los tiempos

adjunta a nuestras vidas la vana esperanza

de un nuevo día,

el consuelo del comienzo,

el retorno de la sonrisa a las mañanas,

el trajín del mercado,

la hora del almuerzo del obrero

Llega y se lleva consigo la ignominia

a la que somos sometidos,

condenando a los ojos ávidos de soledad

al más absoluto de los ostracismos,

dándonos lumbre y hielo, y porqué no,

la mano y la espalda al que no quiere ser nada.

El sol arrasa con todo

Recoge todos los “algún día”

y los cose a las barras de los bares,

los vasos llenos esquilman a sorbos

los “ya le llamaré” y las miradas

huecas de tinta apuran el “no pienso volver”.

El retorno de lo inevitable llegará,

y se harán cunetas donde todo eran áridos parajes,

llegarás tú, enamorada mía a la orilla de mi cielo,

llegarás para darme hiel y duelo, para recordarme

que la tormenta precede al desconsuelo,

que no hay mayor derrota que la que uno elige,

que no hay mayor victoria

que dormir

en los halos

de tu pelo.


wave-1913559__340

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s