Ojalá

Si pudiera ser, llevártela contigo

para cuando deje de toser el pecho de este niño

que ya hirsuto el tiempo volvió.




Ella nunca quiso estar sola

y remaba en la arena que desata

las olas,

nunca dio un minuto sombrío,

que no sea carroña a la vera del camino.




Si pudiera ser, sacarla al alba,

para cuando el día se torne oscuro,

encofrar la tumba de mi lado

de la cama.




Siempre fue mi destino y le

dio color a mi eterno olvido,

como doraba los campos de trigo el sol,

y cedía a corazones insolentes el rencor.




Si pudiera ser, llevarme contigo,

para que no se sienta sola, 

para que mi almohada,

no se sienta sola…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s