Sangre y Calma

Las ventanas de cartón y un cielo

plomizo, y los campos de batalla las

lindes de los muebles del salón.

Compartimos la rabia de los que abrevan

de la misma teta, de los que comparten

plato y alma y saben que la esperanza

es solo una excusa.

La mirada que congela los inviernos

predica tormentas y veranos en la reguera.

La mano que sujeta otra mano suplica

el cariño que en mi pecho deshiela

Se absorbe en el pasar de páginas,

y florece en el prólogo donde mi vida encalla,

y guarda secretos en los adoquines que

soterran el parque la yaya.

Las seis diferencias que nos reclaman

quieren morir al despertar, y la huella

que lastra mi lágrima me dice por quien

debo respirar

La sangre de mi sangre sabe del razonar,

del miedo a no llorar, del pulular de una

mente inquieta,

y aunque arrecie el temporal, el presente

nunca olvidará, las tardes en la

caja de

galletas…


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s