Virutas

El mar y sus babas, el acantilado

raído por el viento,

la lengua que traba el aliento.

La duda que alfombra el camino,

el calendario caduco, la rabia que

da tregua al luto, el sopor que precede

al hastío.

La rama de olivo que vareaba mi culpa,

la tea que alumbra el destino que nunca

sera,

el trillo que araña los sueños y saca virutas

de la almohada que soporta el peso de mi

trasegar

La escara en la cara de nadie, su dulce ulular

el tintineo de bellotas que brota del balde

que nunca caerá

Los dedos que drenan la tinta que anhela manar

de una hoja devastada por el tiempo,

donde vomito los versos que me hacen

temblar


Una respuesta a “Virutas

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s