Tres

Fuimos la zarza que cubría el pretil

que acorazaba el sino de nuestra cuna,

nuestra estirpe perdió los papeles

mientras abrevaban en el redil,

el linaje de la cigarra emigro a la luna,

cuando la hormiga en su ansia viva

prescindió de su abril

Florecían los cardos inertes en

la acequia adosada a nuestra sien,

y los párpados adormecidos

supuraban la inquina que aniñaba

nuestra piel

Que sabre yo, que solo soy boceto

de lo que se esperaba de mí,

que hago de las ilusiones barreños

repletos de hollín.

Seremos tres de cal y cuatro de arena,

la escarcha que recubre el caldero

colmado de pena.

Seré por vosotros rabieta a la cintura

ceñida, el cucar de ojos miopes

que pueblan mirillas…


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s