Gira


Relente, decente brisa

que acariciaba al olivo seco

que prisionero de la tierra,

anhelaba el soñar

de los podridos recuerdos.

Solo una piel

que se tornaba cuero

Dulce miel, agrio te quiero

del polen que me seda,

tan solo hálito del que muere

de pena.

Quise mirar al sol, y me cegó la luna,

quise mirarte y me desquité,

que me duele la vida

Quise no irme y añore

el pasto del que me embriague

Benditos los zarzales que me teñían

de añil

grato recuerdo, reten de mí existir.

Mientras tanto ella solo gira,

sin saber que se esta pudriendo,

ella solo gira….


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s