Cada noche

Y me abofeteó la noche ya cansada de bregar conmigo

Ven aquí cabrón, no huyas de la que ofrece

olvido a cambio de nada, en mares de aguardiente

seré tuya, vaciaré cada reproche, cada noche,

llenaré de vómitos tu almohada.

En mis brazos tendrás el tan ansiado descanso,

seré en el aire aros de humo y alquitrán

Seré en la tierra nubes de arena y pan.

Guardo dentro mí el grito gutural de todos tus ancestros,

y tallo a golpe de cincel el malogrado orgullo

que llevas por bandera.

Recoge los cristales rotos y recomponte,

no hay nada más vergonzoso que la letanía

del que no sabe llorarlo todo.

Y ahora, con la primera luz del alba

se tu mismo tu verdugo poeta,

no esperes la redención,

mátate de nuevo,

cose esa lágrima pérdida

para siempre,

al estribillo de

tu esquela…


3 respuestas a “Cada noche

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s